sábado, 6 de febrero de 2016

Por qué me parece pedorro el asunto de la fraudulenta boda de EPN y Rivera #bodaEPNRivera

Por Victor Hernández

Publican hoy Carmen Aristegui y Proceso que la boda religiosa de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera fue un fraude, sugiriendo que fue sólo para hacer show ante la opinión pública.

Pero a mi la verdad el tema me parece muy pedorro. Inclusive con lo fraudulenta que fue esa boda. Mire usted por qué:

Lo que dice el reportaje de Aristegui y Proceso es que cuando Peña Nieto y Rivera estaban armando el show de casarse, en 2010 (show para inflar a Peña Nieto con miras a 2012, desde luego), la iglesia católica en México, léase Norberto Rivera, anuló la boda religiosa de Angélica Rivera con el Güero Castro porque se llevó a cabo en una playa en Acapulco y la iglesia no permite que las bodas religiosas se lleven a cabo en la playa.

Pero Aristegui y Proceso encontraron que Rivera no se casó con el Güero Castro en la playa en Acapulco, sino en una iglesia días antes.

La boda religiosa entre Angélica Rivera y el Güero Castro tuvo lugar en la iglesa de Nuestra Señora de Fátima, en la Ciudad de México, el 2 de diciembre de 2004.

Aristegui y Proceso tuvieron acceso al acta de matrimonio religioso, la cual dice "Yo, P. Ramón García López C.R. asistí el Matrimonio Canónico Religioso de José Alberto Castro Alva y Angélica Rivera Hurtado, quienes recibieron las bendiciones nupciales."

Testigos de la boda fueron Fausto Sáinz Castro y tres hermanas de Angélica Rivera, Elisa, Adriana y Carolina.

Lo que ocurrió en la playa de Acapulco no fue una boda, revela Aristegui, sino sólo una ceremonioa para dar gracias por la boda religiosa que ya había ocurrido en la Ciudad de México.

Pero Angélica Rivera usó la misa de gracias de Acapulco como si fuera la verdadera misa religiosa para pedirle a la iglesia católica que la anulara alegando que la igleisa no permite bodas en la playa.

Lo cual quiere decir que:

1. Angélica Rivera sigue casada por la iglesia con el Güero Castro.

2. Que su boda religiosa con Enrique Peña Nieto fue un fraude y tanto ella como Peña Nieto sabían que era un fraude.

3. Que la hicieron a manera de montaje para aparecer en revistas del corazón y en programas de espectáculos para hacerle propaganda a Peña Nieto con miras a 2012.

4. Que engañaron a los que les creyeron que se habían casado por la iglesia.

5. Que la iglesia católica -léase Norberto Rivera- se hizo de la vista gorda con ese fraude a pesar de que violaba las leyes religiosas.

6. Que ahora a ver qué dice o hace el Papa Francisco cuando venga a México, a sabiendas de que Peña Nieto y Rivera hicieron un fraude religioso.

Pero a mi todo eso me parece, insisto, simple y sencillamente pedorro.

Me parece pedorro por varias razones:

1. Porque en México las bodas relgiosas no son reconocidas por el Estado. Son el equivalente a jugar al tío Lolo. Si se casaron o no por la iglesia es irrelevante para fines legales.

2. Porque soy ateo y lo que haga la gente con su cola en la iglesia me vale mucha madre.

3. Porque se supone en la izquierda nos debería valer madre si los que se dicen católicos juegan a que se casan por la iglesia y se hacen chapuzas entre ellos. En serio; ¿Por qué le estamos dando validez a ese tipo de mamadas religiosas en la izquierda?

4. Porque Peña Nieto no ganó la presidencia por su boda religiosa, sino porque compró votos con tarjetas Soriana y usó dinero ilegal con tarjetas Monex cuando vio que se desplomaba en 2012 y que Andrés Manuel López Obrador lo iba a rebasar.

5. Porque a fin de cuentas, el Papa es igual de corrupto y solapador que los priistas. Vamos, si solaparon a Maciel, más va a solapar el Papa Francisco el montaje de Peña Nieto y Angélica Rivera. Lo único que Jorge Vergoglio tiene que decir para hacerse pendejo es "bueno, yo vengo como jefe de Estado" y "bueno, hay que perdonar."

En todo caso, a los que les debería interesar este asunto es a los pendejotes que se dejaron engatuzar por Peña Nieto. Pero como todos son del PRI y el PAN y esos cabrones no dejan de votar por esos partidos por su ignorancia y fanatismo inclusive si les muestran que están equivocados ¿qué nos importa?

"¡Pinche Victor! ¡Nada te gusta! ¡Por lo menos Aristegui ivestigó!" Me dijeron en Twitter. Bueno, sin el "pinche." Mi respuesta es esta:

Pues sí. Aristegui y Proceso investigaron. Pero investigaron algo que, la verdad es muy pedorro. Porque, la verdad, ¿a estas alturas se supone que nos debemos de sorprender porque Peña Nieto y Angélica Rivera sean unos transas y un fraude fabricado por Televisa para engatuzar a la gente?

Más urgente de investigar es quién le pagó a Televisa para que Andrea Legarreta dijera que el aumento del dólar no nos afecta. Ella sugirió que un patrocinador pagó porque lo dijeran. Pero sólo hay tres posibles interesados en decir semejante tontería:

1. Enrique Peña Nieto y cualquiera de las dependencias de su gobierno.

2. El PRI y cualquier de sus gobernantes.

3. El PVEM y cualquiera de sus gobernantes.

Eso sí es grave y merece una investigación en forma, tramitando solicitudes de transparencia a todas las dependencias del gobierno federal; al PRI y al PVEM; y a los gobiernos y legisladores de esos partidos.

Pero no; Aristegui y Proceso nos recetaron un chisme de farándula que si bien muestra una vez más la nula honestidad de Peña Nieto y Rivera, para fines prácticos no sirve para un carajo.

Peña y Rivera se van a hacer guajes. El Papa Francisco se va a hacer guaje, y el asunto hará ruido, pero, en el fondo y siendo honestos ¿a los mexicanos en qué nos afecta si la iglesia católica se presta para esas mamadas si de todos modos en México la ley no reconoce a las bodas religiosas?

Como si no supiéramos que la iglesia católica solapa a pederastas, comete delitos electorales, y es cómplice de los peores corruptos del país.

El detalle es que cada vez hay menos mexicanos que se dicen católicos.

Pero bueno. Supongo que el chisme de farándula vende.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario