martes, 13 de agosto de 2013

Cinco mentiras de Peña Nieto sobre su reforma energética privatizadora

Por Victor Hernández

Enrique Peña Nieto ha estado difundiendo cinco enormes mentiras sobre su reforma energética para engañar a la opinión pública y hacerle creer que la reforma no privatiza a Pemex, cuando es todo lo contrario.

A continuación mostramos y desmentimos las cinco mentiras de Peña Nieto sobre la reforma energética:

1. Que la reforma energética no privatiza a Pemex.

Falso: La reforma energética de Peña Nieto le permite a empresas privadas tener contratos de "utilidad compartida." Eso quiere decir que Pemex le tendría que pagar a empresas privadas un porcentaje del costo no de la extracción de petróleo, sino de lo que cuesta el petróleo en el mercado. Eso significa que literalmente México le estaría comprando a privados ¡su propio petróleo! Es decir, se trata de una privatización disfrazada.

2. Que la reforma energética de Peña Nieto es cardenista y retoma el texto del artículo 27 y de la ley de Pemex de Lázaro Cárdenas.

Falso: Lázaro Cárdenas y Manuel Ávila Camacho permitieron la posibilidad de que la iniciativa privada produjera petróleo para Pemex durante los primeros años después de la expropiación petrolera pero sólo porque las trasnacionales a quienes les expropiaron la industria dejaron las plantas petroquímicas en ruinas, sacando las refacciones y materias primas de las plantas y dando de baja al personal calificado.

Lázaro Cárdenas y Manuel Ávila Camacho, por lo tanto, tuvieron que empezar casi de cero con Pemex. Sólo por eso se permitió la entrada de la IP a Pemex. Pero cuando llegó el punto en el que Pemex era una empresa grande y autosuficiente, con Adolfo López Mateos, se prohibió por completo la participación de la IP en Pemex.

Hoy en día Pemex NO está en las condiciones en las que estaba la industria petrolera en 1938. Hoy en día Pemex es autosuficiente y es más rentable que Exxon. Por lo tanto, no hay ninguna necesidad de que entre capital privado a Pemex como cuando recién se había expropiado el petróleo. Decir que la reforma energética es cardenista, por consiguiente, es una mentira.

3. Que la reforma energética creará miles de empleos.

ENGAÑO: Inclusive si se crearan esos empleos, sería de bajos sueldos. Datos del INEGI muestran que los empleos peor pagados son los que más han aumentado durante el segundo trimestre de 2013. ¿De qué sirve que se generen más empleos si están mal pagados?

4. Que la reforma energética le da más transparencia a Pemex.

FALSO: Al abrir Pemex a la IP, se reduce la transparencia en Pemex, ya que las empresas privadas no están sujetas a la ley federal de acceso a la información. Legalmente el IFAI no le puede solicitar información a una empresa privada. Por consiguiente, lo que aumentaría en Pemex con la refora energética es la opacidad.

5. Que con la reforma energética bajará de precio la gasolina.

En Estados Unidos, donde la industria petrolera es 100% privada, el precio de la gasolina está en entre 13 y 14 pesos el litro. Si la IP entra a Pemex, el precio de la gasolina subirá algenado que es la tendencia mundial.

No dejen que el PRI los engañe. La reforma energética de Peña Nieto no sólo sí privatiza Pemex, sino que además le da más opacidad y nada tiene que ver con lo que hizo Lázar Cárdenas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario