domingo, 30 de octubre de 2016

Se cayó la farsa de @DeniseDresserG y muestra su derechismo ramplón pidiendo aplausos para EPN

Por Victor Hernández

Publicó el diario Canadiense The Star una entrevista con Denise Dresser, quien por alguna razón aún inexplicable es llamada "politóloga" cuando en realidad se alínea con el gobierno en turno a conveniencia, como muestra precisamente la entrevista al diario canadiense, en la cual aplaude a las reformas privatizadoras de Enrique Peña Nieto.

Mire usted:

En la entrevista le preguntan a Dresser si sigue pensando en ser candidata independiente a la presidencia, a lo cual respondió (tradicido del inglés):

Lo estaba considerando. Nuestro país va a la deriva y los candidatos de los partidos establecidos no ofrecen alternativas. Sin embargo, las barreras para entrar son muy altas y es difícil recaudar dinero. México no es un país de debates rutinarios entre candidatos presidenciales. Cuando dije que lo estaba pensando, empecé a recibir ataques diarios y amenazas de muerte semanales. Estoy pensando so es mejor permanecer como una fuente de pensamiento provocativo para impulsar al país adelante, en vez de empezar en ámbito político.

Transcribí en itálicas dos de las frases del párrafo de Dresser para señalar lo siguiente:

1. Dresser cree que ella es la "alternativa" a los otros partidos.

2. Dresser dice ser una fuente de pensamiento "provocativo."

Recuerden bien al leer el siguiente párrafo donde también transcribo en itálicas algunas cosas que dice Dresser. El párrafo es en respuesta a la pregunta del diario "¿Qué ha logrado Peña Nieto y qué desfaíos quedan?" Esta es la respuesta de Dresser:

Él (Peña Nieto) debe ser aplaudido por aprobar reformas en los sectores de telecomunicaciones, energía y educación. Pero implementarlas es difícil.

Incesantes escándalos de corrupción han nublado la administración (de Peña Nieto). Han habido repetidos temas de conflictos de interés. La corrupción es el tema definitorio, y no se ha manejado lo suficientemente rápido y de manera vehemente.

Sólo la presión de sociedad civil mexicana, y desde el exterior, forzará a la clase política a cambiar sus hábitos y cambiar el sistema.

O sea que primero Dresser dice que es la "alternativa" a los demás partidos, pero pide aplausos para Peña Nieto por las peores reformas a las que el PRIAN ha sometido al país.

Qué mentirosa es Dresser entonces. O que estafadora más bien. Ofrece alternativa y pide aplausos para Peña Nieto y sus reformas privatizadoras que continúan la misma política de Carlos Salinas de Gortari que hundió al país hace 25 años y que hoy siguen hundiendo al país y son la causa de fondo de la violencia que hay en el país, de la cual se dice quejar Dresser.

No sólo eso. En vez de criticar directamente y por nombre a Peña Nieto, sale con que el problema es la clase política en general. Como si en el PRD o en Morena tuvieran una Casa Blanca, o un Javier Duarte.

Eso se llama lamerle las suelas a Peña Nieto y encima pretender repartirla cuando ya no le cabe.

Así que ahí lo tienen. Se cayó al farsa de Denise Dresser y su supuesta postura "progresista". En realidad Dresser es una farsante que quiere que le aplaudan a Peña por las reformas salinistas que privatizan al país. ¡Y encima se auto-define como la alternativa a los demás partidos!

Por último, y sólo para solaz y esparcimiento del público lector, vean la jalada que dijo cuando le preguntaron de dónde sacó 3 millones de seguidores en Twitter:

Lo encuentro interesante considerando que no soy Madonna o una super modelo. En una era de tanta información, la gente busca alguien que sea genuina, para liderazgo, para consistencia. Buscan una voz en la que puedan confiar para explicarles lo que pasa en el mundo. Yo tuiteo 20 veces al día, no sólo de polítia mexicana, sino de cine, libros, restaurantes, política de Estados Unidos.
.

Ajá, sí. Claro. Muy genuina y consistente pidiendo que le aplaudan a Peña Nieto. Y confían tanto en ella que por eso se queja de que la criticaron a diario.

Si fuera tan confiable y tan geniuina, no estaría con el rabo entre las patas diciendo que es "es que es retedifícil ser candidata." Payasa.

El que Denise Dresser ya no esté en la radio es una de las razones por las cuales me valió mucha madre cuando quitaron el programa de Carmen Aristegui en radio. Dresser es una farsante que en 2006 se pretendía justificar por apoyar a Felipe Calderón diciendo que es una "moderada", que en realidad quiere decir derechista de closet. Con Peña Nieto llegó a decir en un debate con David Penchyna que la reforma energética privatizadora que pretendía imponer Felipe Calderón era más "audaz" (que en realidad quiere decir más salinista). Encima le balconearon que cobró una lanísima del dinero del PAN (que viene del erario) por dar un discurso. Y ahora pide aplausos para Peña Nieto por sus reformas privatizadoras y lo justifica diciendo que no es fácil implementarlas.

Cualquier persona de izquierda con un poco de neuronas debería tener suficiente con esto para dejar de pelar a Denise Dresser y ponerla en el mismo costal que el resto de los merolicos de los medios. Ni es progresista, ni ayuda a la izquierda. Engatuza mensos y hasta ahí.

¿Quieren pegarle duro a Dresser? No la pelen. No la sigan en Twitter; No la retuiteen; No respondan a lo que diga; cambien de canal cuando salga en radio o TV; no lean lo que publica. Gentuza como Dresser se valen hasta de la mala publicidad para hacer negocio. No le den el gusto.

"Pero tú estás publicando una columna sobre Dresser!" dirán algunos lectores." Sí, pero precisamente para que ustedes no tengan que seguir leyendo sus tonterías.

PD: ¿Así que Dresser tiene muchos seguidores porque es "genuina"? Pues de acuerdo con Twitteraudit el 48% de los seguidores de Dresser son en realidad cuentas falsas. Hago notar esto porque la reportera del diario canadiense dijo que Justin Trueau, el presidente de Canadá, no tiene tantos seguidores. Pero resulta que de los seguidores de Trudeau, el 68% son reales. Con la diferencia de que Trudeau tiene apenas dos años siendo figura importante en Twitter y Dresser tiene varios años. Al margen, NADIE con casi la mitad de sus seguidores inflados con cuentas falsas se puede jactar de ser "genuina". Una vez más Denise Dresser muestra que no sabe de lo que habla ni con su cuenta de Twitter.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario