sábado, 17 de septiembre de 2016

The Guardian no tenía por qué disculparse por reportaje del depa de Miami de EPN

Por Victor Hernández

Ayer The Guardian publicó una disculpa por haber publicado el reportaje del segundo departamento en Miami de Angélica Rivera y cuyos impuestos fueron pagados por un cuate de Enrique Peña Nieto que era contratista potencial del gobierno federal.

La disculpa fue por haber dicho que Ricardo Pierdant, quien compró el depa justo cuando Peña iba a viajar a Miami, tan sólo para que Rivera lo anexara a su propio departamento, era contratista potencial del gobierno priista.

También se disculparon por haber dicho que la hermana de Ricardo Pierdant había sido cesada e inhabilitada por malos manejos en Pemex, pero omitiendo decir que tras un juicio la exoneraron.

En realidad The Guardian no tenía que ofrecer disculpas de nada, ya que Pierdant no fue llamadon en el artículo "contratista del gobierno" sino "contratista potencial", lo cual quiere decir que podría ser contratista, no que lo es. No hay ni mentira ni ofensa en decir eso. Menos si existe evidencia de que Pierdant, como él mismo admitió, había viajado junto con un grupo de empresarios cercanos a Peña Nieto para una visita de negocios a China.

Tampoco hay mentira ni ofensa en decir que la hermana de Pierdant fue inhabilitada. Lo fue. Que tiempo después se revocara la inhabilitación no quita el hecho de que en su momento sí fue inhabilitada.

Por otro lado, el gobierno federal sí le dio un contrato choncho a la hermana de Pierdant para que diera unos cursos. Así que sigue habiendo un claro conflicto de intereses.

Me imagino que los lambegüevos del PRI (como el Sitio De Peña) van a festejar la disculpa de The Guardian. Entre esos lambegüevos, por cierto, está cierto ex priista amanuense de cierta directora de cierto periódico que se dice de izquierda, y quien supongo que debe estar entusiasmado por la posibilidad de una chambita en Televisa -o donde caiga- cabildeada por cierto mitómano.

Supongo que al amanuense en cuestión le debe haber cagado la madre que Julio Roa, quien hizo la investigación inicial sobre el depa con casi los mismos métodos con los que gente de Carmen Aristegui en la investigación de Cuauhtémoc Gutiérrez, haya logrado mucha más relevancia periodística que la relevancia que tienen las columnas mamíferas y rebuscadas del amanuense en cuestión y por eso aplaude que el PRI se salga con la suya antes que aplaudir el trabajo de investigación de Julio Roa.

¿Qué sigue? ¿Que digan que no era cierto lo del uso de la cuenta de Edomex a nombre de Luis Videgaray para hacer transferencias ilícitas durante la campaña de Peña Nieto? ¿Que salgan con que nunca hubo conflictos de intereses con Higa por la Casa Blanca y que Virgilio Andrade fue un prohombre y un adalid de la pulcritud en el gobierno?

Ah qué fea es la lambisconería, me cae...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario