lunes, 23 de marzo de 2015

Si Aristegui ganaba 1.2 mdp al mes según señalan, ¿por qué no les pagó de su sueldo a sus colaboradores?

Por Victor Hernández

Pablo Hiriart, columnista claramente inclinado al salinismo, y Francisco Garfias, de otro medio de tendencia priista, publicaron desde el jueves pasado que directivos de MVS afirman que Carmen Aristegui ganaba 1.2 millones de pesos al mes por su programa de radio.

Siendo quien es Hiriart no confiaría mucho en lo que publica. Pero como se que Francisco Garfias no inventa lo que publica, sino que más bien le pasan el papelito, y afirma que esta vez el papelito se lo pasó un directivo de MVS, creo que la versión puede no ser un mero invento salinista de Hiriart.

Se puede argumentat que al ganar 1.2 millones de pesos al mes, la bronca que le está echando Aristegui a MVS no es por defender la libertad de expresión, sino por defender 1.2 millones de pesos al mes.

Siendo objetivos, ataque a la libertad de expresión, lo que se dice ataque, es cuando no puede decir lo que piensa alguien nisiquiera de gratis.

O bien, cuando de verdad los comunicadores se callan por amenazas o como resultado de agresiones. O cuando son asesinados.

No es el caso con Carmen Aristegui.

Lo que sin duda sí es el caso con Aristegui es que hubo una venganza política de Enrique Peña Nieto en su contra. Cuando Aristegui, en su pazguatez, le dio motivo a MVS para que la despidieran, MVS no lo pensó dos veces, con lo cual Peña debe haber quedado más que complacido.

Ataque contra la libertad de expresión sería, en todo caso, que el programa de Jairo Calixto Albarrán vaya de manera inesperada a corte para evitar que un unvitado que no cobra hable sobre el caso Aristegui.

O bien, que no existieran otros espacios en los cuales Aristegui pudiera decir lo que quisiera. Sí los hay -Radio UNAM, Canal del Congreso, por ejemplo- pero es de dudarse que Aristegui los vaya a tomar porque no le van a pagar 1.2 millones de pesos al mes ni de chiste.

Ahora bien, al margen de eso consideremos lo siguiente:

Si a Carmen Aristegui le pagaban 1.2 millones de pesos al mes, entonces ¿por qué no le pagó de su propio sueldo a los dos colaboradores que despidió MVS? Con toda facilidad los pudo contratar como investigadores por 50 mil pesos al mes, facturarles por honorarios y así seguir teniendo investigaciones buenas sin que sus colaboradores dejaran de tener un ingreso. Le hubieran quedado 1.1 millones al mes y hubiera podido deducir de impuestos los sueldos de sus colaboradores.

Sí; el equipo de Carmen Aristegui es muy profesional y Aristegui tiene derecho a cotizarse alto por su programa. Pero si de lo que se trataba era estrictamente de mantener el nivel de calidad de su programa de radio, y de defender la libertad de expresión, Aristegui no hubiera hecho cometido la pifia de ponerse al tú por tú con una empresa que le pagaba 1.2 millones de pesos y hubiera buscado una solución alternativa -que como acabamos de demostrar, sí se podía implementar.

Ahora Aristegui se quedó como el perro de las dos tortas porque ni tiene colaboradores ni tiene programa de radio y por ende ya no tiene los 1.2 millones de pesos que supuestamente le pagaba MVS.

Lo cual nos lleva a otra pregunta interesante: ¿Paga Aristegui con su sueldo el mantenimiento de su sitio de internet? Si es el caso ¿cuánto tiempo va a poder seguir funcionando su sitio sin tener ese ingreso?

Lo único que le quedaría a Aristegui sería buscar otro espacio en otra cadena de radio abierta que le pagara lo que le pagaba MVS. Pero las opciones prácticamente están agotadas. A saber:

1. Fórmula: Imposible. El espacio matutino ya lo tiene contratado el PRI por medio de Ciro Gómez Leyva.

2. W Radio: Imposible. De ahí la corrieron antes de MVS.

3. Cadena 3: Imposible. Es de los Vázquez Raña, que son priistas.

4. Radio Centro: Difícil de que ocurra ya que tienen mucha publicidad del gobierno priista y es de dudarse que quieran arriesgarse a perderla.

5. ABC: Si de ahí corrieron a Jorge Saldaña, sería difícil que contrataran a Aristegui.

Y párele usted de contar porque lo que queda es Radio UNAM, en donde la habría invitado una vez Granados Chapa pero la paga era muy poca.

Así que los que creían que Aristegui iba a dar la batalla por la libertad de expresión en internet o en radios comunitarias (o sea la izquierda más ultra) se van a llevar un chasco, ya que Aristegui no trabajaba de gratis; Cobraba, según dos diarios, 1.2 millones de pesos al mes.

Y no es que tenga algo de malo que se cotice alto, pero con ese nivel de ingreso es de dudarse que Aristegui anteponga la libertad de expresión al negocio de vender libertad de expresión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario