miércoles, 5 de setiembre de 2012

"La Efectiva" de Eruviel Ávila fue un engaño: No se podrá usar

Por Victor Hernández

El diario Reforma publicó ayer que la tarjeta "La Efectiva", con la cual Eruviel Ávila condicionó dar beneficios sociales a cambio de votos, no será activada ni usada, como prometió el priista, y que para recibir beneficios de programas sociales la gente se tendrá que registrar nuevamente... por internet.

A más de un año de las elecciones del Estado de México, la tarjeta que fue dada a un millón 68 mil personas durante la campaña de Eruviel Ávila resultó un engaño, ya que apenas antier se puso en marcha la tarjeta para dar beneficios de adultos mayores a sólo 500 de las tarjetas.

El resto de los beneficios se entregará una vez que se concluya el padrón de beneficiarios por medio de la página de internet del gobierno priista.

No obstante, en el evento se anunció que el resto se entregaría una vez que se concluyera el padrón de los beneficiarios a través de la página de internet de la administración.

Es decir, sólo los que tengan internet podrán recibir beneficios.

¿Cuánta gente pobre va a poder registrarse de esa manera?

Para colmo, los interesados deberán llenar un campo para informar si ya recibieron la tarjeta o si la solicitan por primera vez.

Reforma señala que los que recibieron la tarjeta no lo podrán usar, ya que se sustituirá por un oficial con un nuevo número de folio, aunque no se especifica cuándo lo recibirán.

Supuestamente la tarjeta también se podría actualizar por teléfono, pero Reforma llamó al número proporcionado por el gobierno priista y los operadores mandan a la gente a la página de internet como única forma de actualizar datos.

Es decir, las promesas de Eruviel Ávila fueron un engaño. "La Efectiva" no sirve y si quieren usarla tendrán que hacerlo por internet, lo cual reduce la cantidad de ciudadanos pobres -particularmente adultos mayores- en posibilidad de recibir programas sociales.

Por contraste, Andrés Manuel López Obrador hizo las pensiones para adultos mayores en el DF universales, con lo cual todos los adultos mayores pueden acudir a registrarse al Instituto Para la Atención de los Adultos Mayores y recibir el beneficio para los residentes del DF, sin condicionarlo a nada y sin exigir trámites que la gente pobre tendría dificultad para realizar.

Esa es la verdadera diferencia entre el PRI y la izquierda. El PRI simula y engaña. La izquierda, por lo menos la izquierda lopezobradorista, cumple.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario